¿Quieres llevar a cabo una estrategia digital pero no sabes por dónde empezar? Quédate leyendo este post para saber cómo y porqué es importante para una empresa realizar una buena estrategia.

Estrategia digital: qué es

Cuando hablamos de estrategia digital hablamos de un conjunto de técnicas empleadas para transformar tu modelo de negocio en uno digital definiendo los objetivos y las acciones que se van a llevar a cabo. Es importante diferenciar una estrategia digital de auditoría digital.

Auditoría digital: paso previo a la Estrategia digital

La auditoría digital es la situación de partida de la estrategia, consiste en hacer un análisis detallado de lo que ya hay en la empresa. Esto nos va a ayudar a definir el modelo de negocio de la empresa, su sector empresarial, sus principales competidores o sus canales de venta y de comunicación. También vamos a recopilar toda la información posible sobre su equipo, su historia y sus valores, su filosofía y sus mensajes de fuerza. Esta radiografía completa de lo que ya es visible en una empresa sirve para tener claro el punto fijo hacia el que vamos a dirigir la estrategia digital que se va a desarrollar.

Estrategia digital: Paso a paso

Una estrategia digital es una tarea a largo plazo, no es algo que pueda realizarse a la ligera, hay que estudiar bien la empresa en la que se va a desarrollar para elaborar un plan adecuado a las necesidades y al sector en el que compite. Es una forma con la que además de buscar soluciones a los problemas que ya hay en la empresa también se buscan oportunidades para mejorar e innovar en el negocio.

Análisis DAFO y análisis CAME

Tras realizar la auditoría ya debemos tener claro cuáles pueden ser las debilidades, las amenazas, las fortalezas y las oportunidades de la marca analizada. Todo esto se debe plasmar en un análisis DAFO para tener un esquema visual de estas cualidades. Antes de definir los objetivos del proyecto hay que elaborar un análisis CAME, diseñar un plan de acción frente a las cualidades más importantes de las que hemos descrito en el DAFO. El CAME consiste en corregir las debilidades, afrontar las amenazas, mantener las fortalezas y explorar las oportunidades. De esta forma tenemos otro esquema visual, este mucho más detallado para centrar el proyecto hacia una línea fija.

Debilidades = Corregir / Amenazas = Afrontar / Fortalezas = Mantener / Oportunidades = Explorar

Objetivos SMART

El siguiente paso en una estrategia digital es establecer los diferentes objetivos en los que se va a desarrollar el proyecto a partir del esquema visual que resultaron de los análisis DAFO y CAME. Con objetivos SMART hablamos de definir los objetivos corporativos y de comunicación de la empresa de manera SMART, es decir, con metas que sean específicas, medibles, alcanzables, realistas y durante un tiempo determinado.

Para crearlos debemos preguntarnos: ¿qué quiero conseguir? ¿cuánto quiero conseguir? ¿cómo puedo conseguir esos objetivos con los recursos que dispongo? y ¿cuánto tiempo tengo para lograrlo?

  • Specific: se trata de especificar qué es exactamente lo que pretendes hacer y cómo.
  • Mesurable: el objetivo debe ser medible, por lo que ha de ser una meta cuantificable.
  • Attainable: deben ser alcanzables.
  • Realist: las metas deben ser realistas.
  • Time: cada objetivo debe estar definido en el tiempo para marcar las distintas etapas que nos llevarán hacia la meta.

Un ejemplo de cómo transformar un objetivo en SMART:

Objetivo: aumentar seguidores en Instagram

  • S: aumentar los seguidores de mi cuenta en Instagram.
  • M: llegar a los 100 seguidores
  • A: alcanzar el objetivo a través de una buena estrategia de contenidos y de promoción de mis publicaciones.
  • R: ajustar a mi plan estratégico, no sobrepasar mis posibilidades.
  • T: llegar a los 100 seguidores en 2 meses.

Definición del plan estratégico

Definir el plan se resume en hacer una descripción de los principales puntos a tratar en la estrategia digital para tener una referencia de ellos, una guía que seguir y a la que acudir a lo largo del proceso.

Selección de canales

Este es un paso muy importante en nuestra estrategia digital ya que vamos a determinar cómo será el ecosistema digital de la empresa haciendo una selección de los canales de comunicación en los que se va a desarrollar y optimizar la imagen de la marca. Debemos tener en cuenta también cuáles son las metas de la marca en redes sociales, por ejemplo: generar más engagement con los usuarios, ganar visibilidad o mejorar su reputación online. También debemos conocer lo que los usuarios esperan de una marca en redes sociales: repuestas, información, emoción, aporte de valor o intención/acción de compra.

Antes de definir nuestro ecosistema digital es importante saber qué tipo de canales de comunicación hay:

  1. Canales de generación: incluye la página web y el blog como canales de creación de contenido.
  2. Exposición: Youtube, Instagram y Pinterest, están dentro de esta categoría por ser plataformas de presentación de la marca al mundo de manera más visual que otras.
  3. Conversación y participación: hablamos de Facebook, Twitter, WhatsApp y Google Business. Con estos canales podemos entablar conversaciones con los usuarios y animarlos a interactuar con nuestra marca.
  4. Networking: LinkedIn y el correo electrónico son canales con los que podemos comunicarnos y establecer relaciones con los usuarios o con profesionales y otras marcas del sector.

Al elegir en qué canales y en qué plataformas se va a desarrollar la estrategia digital del proyecto también debemos tener en cuenta qué tipo de acciones se van a llevar a cabo como por ejemplo: la estrategia de contenidos, el posicionamiento y la optimización de la marca a través del SEO, la inversión publicitaria o la estrategia de Inbound Marketing para conseguir fidelizar a los usuarios.

Identidad de la marca

Una vez que tenemos claro la selección de canales hay que redefinir la identidad de marca de la empresa. Hablamos de los mensajes de fuerza, valores e historia de la marca así como su imagen en Internet. Para ello es fundamental adaptar y optimizar las imágenes a las diferentes plataformas en las que la marca se va a hacer visible. Hay que tener en cuenta: el peso, el tamaño, el formato y el diseño responsive antes de elegir qué imagen va en cada red social.

Por otro lado, hay que desarrollar la historia de la marca para no sólo humanizarla sino también para establecer una conexión con el usuario, crear una relación basada en la transparencia y en la confianza en nuestra marca. Esto también se consolida con los mensajes de fuerza, que son descripciones breves o los famosos ‘eslogan’ que añadiremos en los diferentes canales de comunicación. También es importante que no olvidemos incorporar contenido destacado, botones de llamadas a la acción y respuestas rápidas personalizadas para interactuar con el usuario.

Infraestructura web

Al seleccionar como canal de comunicación la creación de un sitio web y de un blog donde aportar contenido de valor al usuario debemos conocer cuáles son los objetivos de una marca a través de una web: ganar visibilidad de la marca en sí y/o de sus productos o servicios, generar mayor interacción y confianza de los usuarios en la empresa y conseguir beneficios económicos a través de Internet.

Este paso consiste en reestructurar y rediseñar la página web de la marca, y, si no tuviese una, hacer una propuesta. Al igual que en el caso anterior hay que hacer una adecuación y optimización de las imágenes y añadir la identidad de marca con su historia, valores y mensajes de fuerza.

Estrategia de contenidos para una Estrategia Digital

Antes de establecer una estrategia de contenidos hay que responder la regla de las 6 ‘W’: qué y para quién compartimos, el dónde ya lo tenemos gracias a la selección de canales, el porqué se corresponde con los objetivos y el cómo y el cuándo se desarrollarán en la estrategia de contenidos. Si no tienes claro sobre qué línea quieres que se desarrolle tu estrategia puedes buscar tendencias relacionadas con tu sector a través de herramientas como Google Trends.

Qué compartir en Redes Sociales

  1. Aplica la lógica y el sentido común.
  2. Contenido basado en tu audiencia, adaptando el día y la hora. También crea contenido según el contexto y la situación en la que te encuentres, por ejemplo: tu empresa vende telas para confeccionar, pues por ejemplo llega la primavera y te interesa que te compren telas especiales para trajes de flamenca, adapta tu contenido a este contexto para conectar con la audiencia.
  3. Crea un calendario de publicaciones, aquí tienes un planificador que puede ayudarte con este punto.
  4. Apuesta por contenido profesional y atractivo para el usuario.
  5. No olvides que el contenido audiovisual tiene mucho más engagement.
  6. Esta bien compartir contenido de otros pero debes crear contenido original. Comparte también contenido generado por tus usuarios, así reforzarás tu relación con ellos.
  7. Aprovecha todas las funciones que las redes sociales te ofrecen, no te quedes en lo básico, ¡explora!

En la auditoría ya se habrán definido los diferentes públicos de la marca, por lo tanto, solo queda crear el público objetivo, el buyer persona, para responder al ‘para quién compartir’. Para facilitarte el trabajo te dejo por aquí una plantilla para que puedas describir tu buyer persona y no se te escape ningún detalle.

El ‘cómo vamos a compartir’ se responde con otra pregunta: ¿qué reacción buscas en el usuario? debes responderla con diferentes objetivos como reforzar la relación empresa – cliente, mejorar tu reputación, aportar valor al usuario, etc. Tienes que tener en el centro de toda tu estrategia al usuario, cómo vas a ayudar a esa persona que está leyendo tu contenido.

La pregunta del millón: ¿qué hora es la mejor para publicar en redes sociales?

El ‘cuándo compartir’ es un debate que tendrás que plantearte en algún momento. No hay una hora general en la que puedas publicar contenido en todas las redes sociales. Entonces, ¿cómo sé qué días y a qué hora publicar mi contenido? La respuesta es sencilla: tienes que prestar atención a tu audiencia.

A lo mejor, para ti, empresa de España, sería impensable publicar contenido de madrugada, pero, ¿y si tu público objetivo es de Latinoamérica? Publicar tu contenido cuando en España son las 02:00 de la madrugada puede ser la hora ideal para tu negocio ya que en Latinoamérica serían las 19:00 de la tarde. Por tanto, prestar atención a tu audiencia resulta clave para este punto. Una herramienta que pueden ayudarte con esto es el planificador de Metricool, además es una plataforma que te permite programar directamente tus publicaciones en las diferentes redes sociales.

Después de establecer una estrategia de contenidos y conocer en qué canales de comunicación se van a publicar, toca el turno de saber de qué forma vamos a desarrollarla. Para conseguir tráfico a un sitio web y/o aparecer en los motores de búsqueda hay dos formas de hacerlo: generando tráfico orgánico a través de una estrategia SEO y generando tráfico a través de una estrategia de inversión publicitaria. Para conocer las diferencias entre una y otra, puedes mirar el vídeo a continuación.

Estrategia SEM

El siguiente paso es hacer una propuesta de inversión publicitaria. Lo primero antes de empezar a crear campañas publicitarias sin ton ni son es establecer en qué plataformas van a realizarse: Google, Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, etc. Una vez elegidas hay que añadir el pixel de cada una de ellas a nuestra web. Pero, ¿qué es un pixel? Es un código de seguimiento que tienen las plataformas para obtener datos de los usuarios que a través del anuncio han accedido a tu sitio web. Esto sirve tanto para crear audiencias y segmentar tu público, como por ejemplo: hacer una campaña de re-marketing.

Cuando ya has añadido los pixels a tu web debes crear las audiencias y conversiones en cada una de las plataformas teniendo en cuenta que no siempre pueden coincidir ya que en Facebook puedes tener un público totalmente diferente al que tengas en LinkedIn. Tras segmentar las audiencias define los objetivos y el tipo de campaña que quieres hacer (re-marketing, atraer tráfico a tu sitio web, ganar seguidores, etc.) y crea conjuntos de anuncios y los anuncios respectivamente. Para ello te ofrezco una plantilla que puede ayudarte en la organización.

Recuerda que las campañas hay que estar siempre editándolas, sobretodo para afinar la segmentación y las pujas que se pagan por día/anuncio, aunque debes tener en cuenta que los anuncios una vez se han publicado no se pueden modificar.

Para poder analizar los resultados que tienen tus campañas de SEM, puedes hacerlo a través de Google Analytics, además conectar Google Analytics con Google Search Console te va a facilitar también hacer un análisis de resultados SEO y poder comprobar qué te funciona mejor, el tráfico a través de ads o el tráfico orgánico.

Estrategia SEO

Igual o incluso más importante que realizar una estrategia SEM es hacer una estrategia SEO, ya que debes tener en cuenta un dato clave: según los últimos informes sobre SEO y SEM, el 73% de los usuarios no hacen click en los anuncios ya que no les suele generar mucha confianza. Tras conocer estos datos, queda claro que realizar una estrategia SEO es un factor clave en una estrategia digital.

Pero si no sabes de qué va el SEO te re recomiendo que leas este artículo sobre cómo hacer una estrategia SEO. Te preguntarás: ¿por qué mi empresa debería tener una estrategia SEO? El SEO consiste en desarrollar diferentes acciones que ayuden a tu negocio a optimizarse y a tener visibilidad en los motores de búsqueda (como Google).

El SEO es visibilidad, es influencia, es vender.                                    – Javier Rodríguez, curso SEO Profesional.

Si tu empresa ya tenía una página web, en el apartado de auditoría habrás realizado un análisis SEO exhaustivo y ya sabrás sobre qué elementos tienes que trabajar para mejorar o cuáles te están funcionando y mantenerlos como están. En el caso de que tu empresa no tenga sitio web:

Elementos clave para realizar una estrategia SEO

  1. Si ya tienes claro a quién quieres dirigir tu contenido, es hora de transformar esto a nivel SEO, es decir, definir tu público objetivo para el SEO, sin pensar en las características demográficas o intereses del usuario como se haría en el SEM, sino, pensando en qué tipo de búsqueda hará el cliente para encontrar nuestra marca en los motores de búsqueda.
  2. Ahora que ya te haces una idea de cómo van a encontrarte en Internet debes marcarte unas cadenas de palabras clave por las que quieres que tu empresa se posicione.
  3. El siguiente paso es definir unos objetivos a nivel SEO siguiendo las reglas SMART para que sean alcanzables.
  4. Una vez definidos los puntos anteriores es hora de decirle ‘¡hola!’ a los motores de búsqueda para que muestren nuestro contenido a los usuarios. ¿Cómo? Conectando nuestro sitio web con plataformas como Google Search Console.
  5. Ya están todos los pasos previos listos, es hora de trabajar el SEO. Debes desarrollar los factores SEO ON-Page y OFF-Page de tu sitio web para cumplir con los objetivos marcados.
  6. Cuando hayas realizado todo el trabajo de campo y haya pasado un tiempo prudente (entre 2 y 6 meses), es hora de medir resultados. Márcate diferentes métricas para analizarlas y saber qué debes seguir haciendo o qué debes mejorar. (Si ya tenías una página web, es como hacer de nuevo una auditoría SEO).

Plan analítico social media: medir los resultados

Hablamos un poco más arriba de la importancia de hacer un análisis de resultados a nivel SEO y SEM para saber qué te funciona mejor y qué debes cambiar, pero, ¿cómo medir resultados en Redes Sociales? Hablemos ahora de las KPIs. Las KPIs son identificadores que debes marcarte para medir los resultados de la estrategia de contenidos que has desarrollado. Éstas deben responder también a los objetivos de tu estrategia. Por ejemplo, si un objetivo era conseguir 100 seguidores en Instagram en un mes, tu KPI debería ser ‘número de seguidores nuevos’.

Las KPIs más importantes que debes tener en cuenta son:

  1. Métricas de crecimiento, por ejemplo: número de seguidores.
  2. Métricas de publicación y alcance, por ejemplo: día/hora en que se publicó o número de ‘impresiones’.
  3. Engagement, es decir, el número de ‘me gusta’ , ‘veces compartido’ o ‘comentarios’ que tiene tu marca.
  4. Captación de leads y conversiones, cuántos de los usuarios que han interactuado con tu marca en redes sociales tienen intención o realizan una compra de tus productos o contratan tus servicios. Un indicador de esto es el ‘coste por lead’ de las campañas de inversión publicitaria, o bien, analizar cuántos usuarios que han hecho click en el anuncio/publicación que has subido a Instagram, han comprado finalmente un producto.

Después de hacer un informe gracias a estos datos, analizamos resultados y establecemos el nuevo rumbo de la estrategia de contenidos o si la mantenemos como está.

Si quieres puedes descargarte esta plantilla de análisis de Redes Sociales para ayudarte a organizarte.

Preguntas Frecuentes sobre Estrategia Digital

¿Por qué es importante desarrollar una estrategia digital para una empresa? 

Realizar una estrategia digital para una empresa que quiere dar el paso hacia la transformación digital es clave ya que sin una estrategia fija y unas acciones marcadas que seguir, el proceso de digitalización sería prácticamente un caos.

¿Qué herramientas gratuitas pueden ayudarme con mi estrategia digital?

Hay diferentes herramientas gratuitas que pueden ayudarte en este proceso, te recomiendo visitar mi página de recursos donde encontraras diferentes plantillas y herramientas.

¿Quién puede llevar a cabo una estrategia digital en mi empresa?

Llevar a cabo una estrategia digital no es un proceso fácil que cualquiera pueda llevar a cabo, mi consejo es que te apoyes en profesionales del sector del marketing digital y el social media para ello. Necesitarás la ayuda de expertos en Social Media, SEO y SEM y Analytics, como mínimo. Ellos desarrollarán los pilares fundamentales de tu estrategia digital.

¿Cuánto cuesta una estrategia digital?

El precio de una estrategia digital siempre puede variar según la empresa en la que va a desarrollarse o según el equipo/agencia que lo desarrolle. No hay un precio medio estipulado, ya que todo dependerá del contexto, las circunstancias, el tiempo de desarrollo de la estrategia, etc.

Si tienes alguna pregunta más puedes preguntarme en los comentarios. Espero que este post te ha ayudado a entender qué es una estrategia digital y cómo hacerla paso a paso. Si quieres puedes leer más artículos sobre marketing digital y social media en mi blog.

¡Gracias por leerme! :)